MARCELO MOTTA Y LA OSCURIDAD DE SUS LETRAS

¡Querida gente creativa! Les presento esta entrevista que tuve oportunidad de realizar a Marcelo Motta, quien nos compartió detalles interesantes acerca de sus inicios como escritor, el camino recorrido y las obras que ha creado.

Marcelo, este espacio es para ti. Te agradezco de corazón la oportunidad que nos brindaste de conocer más acerca de ti y tus creaciones literarias.

1. Primero que nada, ¿de dónde vienes y a dónde vas?
Vengo de una ciudad al sur de Capital Federal, República Argentina, llamada Quilmes. Desde que me casé, en 2009, vivo a unos 3 kilómetros, en la vecina ciudad de Berazategui. Nací en 1964, tengo 58 años y no sé del todo adónde voy, tal vez me conformo con seguir haciendo esto, que es escribir y mostrarle al lector mis creaciones. Tal vez vaya a cada una de las casas de los lectores que leen mis obras.

2. ¿Cuál fue tu primer impulso para iniciar en el camino de la escritura?
Fue gracias a un amigo, en la década del 80, al que ahora no estoy viendo, quien es muy buen lector y en esa época escribía. Una vez me dijo: “Vos que lees tanto, porqué no escribís algún cuento. Para mí, en ese momento, era una locura pensar en escribir. Sin embargo, en 1986 escribí mi primer cuento llamado “El último dinosaurio”, que si lo leo ahora me mato de risa, porque en esa época le ponía a los personajes nombres extranjeros como Jimmy, Alan, etc. Estaba muy influenciado por los cuentos norteamericanos de ciencia ficción. Con el tiempo lo corregí, pero nunca lo publiqué.

3. Conforme a tu experiencia, ¿qué es lo más raro de ser escritor?
No sé exactamente qué es lo más raro. Pero sí sé que los escritores somos un poco raros, estamos siempre un tanto fuera de la realidad, pensando historias o leyendo ficción como no mucha gente lo hace. Creo que lo más raro es que a veces hablamos solos, en voz alta, como si estuviéramos comunicándonos con algún personaje.

4
. ¿Por qué decidiste publicar lo que escribes?
Llegó un momento en que era tal la cantidad de cuentos sueltos que tenía, que los fui organizando por géneros y temáticas, tal es así que mi primer libro publicado fue 13 cuentos oscuros, editado por Ediciones El escriba. Son 13 cuentos donde la temática oscura pasa por la mente retorcida de los personajes y de las historias contadas. Después vinieron Otros 13 cuentos oscuros, distintos a los anteriores, y Liposo, una épica del futuro, publicados también por Ediciones El escriba. Liposo es un libro de cuentos de ciencia ficción con un poco de humor. En 2020 Editorial SG, de Granada, España, me publicó los dos libros de cuentos oscuros bajo el título 26 cuentos oscuros, que actualmente se vende en toda España.

5. Como escritor, ¿tienes alguna experiencia en particular que nos quieras compartir?
La experiencia se hace en base a la práctica y a los años de trabajo. Lo que puedo decir es que aprendí a corregir sin temor a borrar o a eliminar lugares comunes, frases enteras que no dicen nada, o palabras sin un peso específico propio. Por ejemplo, las palabras lugar, persona, casa, son genéricas. Prefiero poner en un cuento algo más detallado, como describir ese lugar, a esa persona, o a esa casa, y darle identidad propia.

6. Platícanos, en tu proceso de creación, ¿qué es indispensable realizar primero?
En mi caso, a veces tengo una idea vaga de lo que puede pasar en un cuento. De ahí en más, la voy desarrollando, hasta que aparece la historia, algún personaje, y un conflicto. Pero a veces estoy frente a la hoja en blanco sin tener la menor idea de cómo arrancar una historia. Pero no me desespero, porque a la larga, sale a la luz.

7. ¿Qué es lo que más disfrutas plasmar en el papel?
Cuando el cuento está terminado, y empiezo a corregirlo. Esa etapa, la de la corrección, la de embellecer un texto, una historia, creo que es la más interesante para mí.

8. ¿Cuál ha sido el obstáculo más grande que has superado?
El de poder publicar por primera vez. Tal vez ese haya sido el obstáculo más grande. Porque antes de publicar uno piensa que jamás va a poder llegar a una editorial que lo lea. Pero cuando lo logra, es un triunfo personal, y es una puerta que se abre para futuras publicaciones.

9. ¿Nos regalarías algún consejo para la comunidad de escritores en Instagram?
Les diría que no desesperen, que sigan escribiendo y pensando libros probables para ser publicados. Que vayan acumulando material escrito, porque, en algún momento, alguna de sus obras va a salir a la luz. Es cuestión de paciencia y perseverancia.

10. ¿Cuántas obras has publicado y de qué tratan?
Tengo publicados hasta ahora seis libros en físico, que son los siguientes: 13 cuentos oscuros, Otros 13 cuentos oscuros, Liposo, una épica del futuro. También tengo un poemario llamado Vértigos y una novela negra llamada El árbol de los gatos. En 2020 la Editorial SG de España me publicó los dos libros de cuentos oscuros bajo el título 26 cuentos oscuros. Todos estos libros están en físico. Después he publicado con dos escritores argentinos más la novela corta Knot, El despertar, en virtual, solo por Amazon.

11. ¿Cuál te de tus libros te costó más concretar?
Creo que fue la novela El árbol de los gatos. Porque estuve tres años escribiéndola, y un año más para corregirla. Y cuando la publiqué, lo hice por Editorial Barenhaus, una editorial que me distribuyó en todo Capital Federal y Gran Buenos Aires, esto es, una zona muy grande de la Provincia de Buenos Aires. En lo económico, fue la editorial más costosa y aún no pude recuperar el costo de lo invertido. Pero mi libro está en todas las librerías, y en todas las plataformas digitales.

12.  Para que seas nuestra próxima lectura, convéncenos con alguna frase o cita de alguno de tus libros.
Voy a utilizar el final de la Introducción de El árbol de los gatos: “Esa tarde, y según algunos practicantes, habían discutido en voz alta, casi a los gritos. Los practicantes, que oían de lejos la discusión, vieron cómo los dos oftalmólogos se empujaban, casi a punto de irse a las manos. Miguel Suárez, uno de los custodios de la clínica, los tuvo que separar.

Por eso Francisco llegó a la cochera, subió a su auto y quizá intentando olvidarse del mal día y del trabajo, se instaló en la butaca de su Audi Cero kilómetro, se colocó el cinturón de seguridad, seguramente encendió el mp4, y Sebastian Bach hizo lo suyo. Lo sabemos porque el pen drive estaba cargado con tres gigas de música de ese autor. Lo cierto es que Francisco tal vez se acomodó en la butaca, cerró por unos segundos los ojos, y jamás volvió a abrirlos”.

13.  ¿Qué nos dices sobre tus próximos proyectos?

Tengo varios. Dos novelas cortas terminadas (una de terror y una policial, las dos para adultos), y también una novela corta para chicos. Tengo además dos libros de cuentos sin publicar (uno de cuentos policiales y otro de cuentos oscuros para chicos). Ahora estoy hablando con Séverled Editorial para publicar un libro de cuentos para todo público que por ahora no tiene un título definido. Y estoy terminando con la escritora española Naiara Sánchez una novela de terror titulada Pesadilla en Andéraz. Está ambientada en un internado abandonado de Navarra.

14.
Cuéntanos más detalles sobre ti, en una historia tuya ¿qué tipo de personaje serías?
Esta es la pregunta más difícil. No sé qué tipo de personaje sería, podría ser un villano con prestigio, o un detective. O un viajero temporal, pese a que no escribí mucho sobre el tema. Pero me conformo, por ahora, por ser Marcelo Motta, un escritor quilmeño.


¡Muchas gracias, Marcelo! por esta maravillosa oportunidad de conocer tu trabajo y sobre todo, conocerte como persona. Espero ver pronto los proyectos que tienes en manos actualmente, ¡seguramente nos sorprenderás!

¡No olviden seguirlo en Instagram!:
@marcelomotta_escritor